LA CASA GUCCI, película con LADY GAGA Crítica

PASIÓN, INTRIGAS Y TRAGEDIA DETRÁS DEL GLAMOUR

Adam Driver y Lady Gagá en La casa Gucci

Ridley Scott dirige esta película cuyo guión se basa en la historia de la familia Gucci dueña de la empresa italiana dedicada a la moda cuyos productos fueron sinónimo de glamour.
El filme comienza casi como un melodrama al centrar la trama en la pareja formada por Maurizio Gucci CEO de la firma y nieto del creador de la marca comercial, con Patrizia Reggiani, hija de un empresario del transporte. Fue un matrimonio que se movía en el jet set internacional y mantenía la permanente imagen exitosa que ese ámbito social exige a sus integrantes.
Luego la película cambia su ritmo para mostrar las maniobras financieras y la red de intrigas que sostenía esa imagen ideal y que provocaron reacciones y pasiones en toda la familia Gucci llevándola a la tragedia. Y ese cambio narrativo en la pantalla es lo que entretiene al espectador.
Lady Gagá, como Patrizia, muestra su solvencia actoral al mostrar a una mujer que cambió sus emociones a lo largo del tiempo pero no su apasionamiento. Adam Driver logra un buena interpretación de Maurizio Gucci, aunque el personaje, quizá por su función coprotagónica, está un poco disminuido en la ficción de lo que fue en la vida real. Jeremy Irons compone detalladamente a Rodolfo el frío patriarca de la familia Gucci, Al Pacino provoca sorpresa en la platea al componer a Aldo Gucci, personaje más exhuberante en la ficción de lo que fue en la realidad. Jared Leto interpreta sin desbordes a Paolo Gucci, el rol más elaborado desde el guión.
CARLOS HERRERA
8/10 – Trailer de la película aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.